lunes, 22 de febrero de 2016

CAJA METÁLICA TRANSFORMADA: DECOUPAGE Y CRAQUELADO

Me encantan las manualidades, ya sabes. Pero tienen un "problema", y es que si se hacen, se hacen, se hacen... y no tienen un destino claro y / o fácil, pues se van acumulando por casa, por el trastero... Y todo es muy bonito, sí, pero hacer por hacer puede pasar factura (y en todos los aspectos... ;) )

Bastantes de las cosas que he hecho han tenido un destino como regalos, navidades, cumpleaños, hasta "porque sí"... Pero quiero seguir probando técnicas y quiero seguir practicando y mejorando. Así que ahora toca repaso a la casa: estoy viendo un montón de rincones a los que no les vendrá mal un retoque para cambiarlo y darle otro aire. Y he empezado por una sencilla caja metálica que tenía para guardar mis pulseras (por cierto, muchas son también de "cosecha propia", pero eso, otro día)


Me apetecía darle un toque antiguo, con un color más claro. Así que opté por un color blanco tiza y una craquelado que lo envejeciera un poco. Si quieres seguir leyendo, te explico cómo la he hecho:

 Aquí puedes ver cómo era en origen. No estaba mal, pero me pedía un cambio:


Manos a la obra: con cinta de carrocero o pintor, protegí la parte superior, la que al abrir y cerrar roza con la tapa.
Primero una capa de pintura a la tiza, color "nuez moscada" (no le he dado imprimación ni nada, así, "a pelo"...)


Sobre ella, pinté con "blanco tiza" (también pintura a la tiza, pero de otra marca... no se si es buena idea mezclar marcas, pero es lo que tenía)


No quería pasar la cera de una vela porque quería ver cómo quedaba directamente una lijada sobre el blanco. Y la verdad es que le costó un poco salir por algunas zonas más que por otras, pero no me disgustó el efecto.

Seguido pasé a la decoración con "decoupage": recorté con los dedos unas siluetas de una servilleta de mariposas y las apliqué con cola a tal efecto (primero la cola, sobre ella la lámina que lleva la figura -quitando las dos hojas blancas-, y de nuevo, cola)


Aquí me pedía algo más y fui improvisando. No sabía si hacer un estarcido, si lijar más... Al final me decidí por envejecerla utilizando un craquelador. Me animé gracias al magnífico tutorial de "El refugio de Lirtea" sobre esta técnica. Y aunque falta por publicar su segunda parte sobre el craquelador de dos pasos, ya daba alguna pista, y entre eso y las instrucciones, lo puse en práctica.

Paso 1: dejar secar. Y luego, el paso 2. Al secarse este se van creando las grietas. Creo que se observan bien en la imagen.



Tras esto, le di a todo con cera marrón oscura, dejé secar un poco, y luego di otra capa con cera transparente. Esta se lleva parte de la oscura y deja ésta sólo en las grietas, dando ese aspecto cuarteado que a mi tanto me gusta.

¡Y ya está! Reutilizo una caja y le doy una aire totalmente nuevo.



Espero que te haya gustado y que las explicaciones también te puedan servir. Yo me voy con esta caja al reto de Anna, Aprendiendo de todo un poco,  (está de aniversario!!) con el tema que han propuesto las chicas Decosur sobre tutoriales sobre cajas de todo tipo.


¡No sabes la ilusión que me hace que te pases por aquí y me dejes un comentario!
¡¡Un besote!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...