viernes, 10 de mayo de 2019

CUADRO CON FLORES SECAS. DESDE CERO...

¡Hola! ¡Cuánto tiempo! Vuelvo hoy con energía para compartir algo que tenía en la recámara a la espera de poder ser mostrado. Y es que ha sido un regalo, y no podía hacerlo público hasta entregarlo... Es este cuadro, con flores secas que tienen un significado muy especial, y un marco que elaboré siguiendo las explicaciones que en su día me dio mi padre, del que he de decir que era un gran artista.


Digo desde cero porque el marco lo he hecho yo (¡es el segundo que hago!) y las flores también las he secado yo. Así que, completo. Apelo a tu paciencia pues para explicar el proceso voy a echar mano de más fotos de las que acostumbro a poner. Vamos allá: mientras las flores las voy secando en una prensa, con papel que voy cambiando cada cierto tiempo, voy haciendo el marco. Para ello pego con cola blanca un listón de madera de balsa a la moldura.


Con la ingletadora de mano voy cortando las cuatro piezas con sus ingletes. Aquí es importante coger bien las medidas y cortar lo que queremos. Yo me suelo guiar por la medida que quiero que me quede de interior, y desde ahí, el inglete.



Lijamos bien los cortes y con ayuda de una pequeña escuadra metálica pego las cuatro piezas y ajusto para que queden escuadradas las esquinas. Sujeto todo con una cinta que ejerce presión y mantiene la posición, y lo dejo unas horas.




En los huecos que quedan relleno con pasta de madera y ya empezamos con la pintura: "cacao chocolate" en la capa de abajo y "castaño yute" la de arriba.



Tras la primera capa del tono más oscuro, paso ligeramente una vela en algunas zonas para que luego, al lijar sobre el color más claro, salga la pintura y se vea el oscuro de debajo.



Para asegurar el armazón del marco pongo sendas grapas en las esquinas con la grapadora de "tapicero".


En una tienda de bricolaje y manualidades encargué una tabla y un metacrilato para el cuadro y lo sujeté todo, con las flores ya montadas sobre una cartulina, con unas tarabillas (¡me encanta esta palabra!) y como quedaba flojo, coloqué unos trocitos de madera entre éstas y la madera trasera. He olvidado decir que las flores las pegué con adhesivo removible sobre la cartulina.


Todo el marco está barnizado con un par de capas de barniz mate. Pegamos el colgador y toda la trasera la forro con papel de embalar para darle un mejor acabado.


Y ahora sí, el marco tan significativo en su elaboración y las flores luce listo para ir a su destino definitivo. ¡Gracias por haberme leído hasta el final!

domingo, 14 de abril de 2019

FUNDA PARA BATERÍA EXTERNA

¡Hola! Entre una cosa y otra pasa bastante tiempo sin que me pueda asomar por aquí. ¡Pero ya estoy contigo un día más!
Hoy traigo una sencilla funda de polipiel para una batería externa grandecita. Me la pidió mi hijo, ¡y no veas la ilusión que me hizo que lo hiciera! Me dijo que dejaba a mi elección la forma y sistema de cierre. La tela sí la eligió él porque ya lleva tiempo por casa y ya la he usado en algún estuche y carpeta más grande.

funda-polipiel

Está hecha de una sola pieza, doblada por abajo y haciendo la solapa para el cierre. Lo cual hizo que, al no fijarme bien, por la parte de delante el motivo matemático quedara del revés... en fin...

coser-polipiel

Una vez doblada y cosidos los bordes, le di algo de anchura al fondo, pues, como digo, la funda es grandecita. Creo que tiene bastante carga y por eso es así.

coser-polipiel

coser-polipiel

Cosí un botón negro y una goma con ojales para cerrar y ajustar. Redondeé un poco las esquinas de la solapa, y listo.

funda-para-batería-polipiel

Cuando se la di y me dijo que respondía bastante a la idea que se había hecho, me dio un subidón, jeje. No siempre es fácil acertar...

funda-para-batería-polipiel

funda-para-batería-polipiel

Y con esta funda tan sencilla marcho para el Finde frugal de Marcela y el Viernes handmade de Little kimono. ¿Te vienes?

viernes, 22 de marzo de 2019

BOTE DE CRISTAL CONVERTIDO EN PORTALÁPICES

Cuando una tarde recibes una llamada de una de tus sobris, y te pregunta "¿Tú me podrías hacer un bote para los bolis?", y se te cae la babilla... eso... ¡eso no tiene precio!
Así fue. Llamada y puesta en marcha fue todo uno... ¡casi!

Quería un bote de cristal anchito, y que tuviera la boca de la misma anchura que la base. Todos no son así, suelen tener la boca más estrecha, así que tuve que esperar a tener el bote adecuado. Pero desde hace tiempo, confieso, hay productos que compro fijándome, entre otras cosas, en la utilidad posterior del envase. Y éste fue el caso.


Ella  me dijo que quería palmeras...¡socorro! Pero también me dijp que, bueno, que lo dejaba a mi elección. No descarté las palmeras, pero, a decir verdad, no tenía servilletas con ese motivo (¡y mira que tengo servis...!). Al final, buscando, buscando, encontré estos motivos "botánicos" y "tropicales", con la hoja de la monstera.

Para crear color de base le di imprimación a todo el bote, menos la parte superior, con toques de esponja.

Y sobre la base blanca coloqué, con la técnica del decoupage, este motivo alegre y tropical


Con una cuerda verde cuyo color encajaba a la perfección, creo, cubrí la boca del bote, en la que se ven siempre las marcas para la tapa de rosca. La fui pegando con cola blanca.


Y, para proteger todo bien, un par de capas de barniz de poliuretano.
Se que a ella le encantó y me mandó ya la foto del bote en su mesa.


Este bote alegre y tropical me lo llevo al nuevo finde frugal de Marcela y al viernes handmade de Jen, en Little Kimono. ¡Vamos!



sábado, 16 de marzo de 2019

ESPECIERO PARA LA COCINA

Hace bastante que no participo en el "Aprendiendo de todo un poco" que organiza nuestra querida Anna de Diydetodounpoco. ¡Y ya tengo ganas! Vi que en la pasada edición ganó Lola con una preciosa corona y propuso el tema "Diy para la cocina". Y como ando lavando la cara a la cocina, o sea, cambiando algunos pequeños detalles de la decoración, intentando tener las cosas más a mano y organizadas, pues me decidí a hacer algo sencillo y rápido: decorar con un sencillo decoupage una caja para las especias.

especiero-para-cocina

Compré una caja alargada, de bambú, y busqué alguna servilleta con algún motivo "cocinable". Pensé en los típicos cubiertos vintage, pero mientras los buscaba entre los cientos de servilletas que tengo (😱), encontré un par de ellas con unos corchos que me parecieron adecuadas.

decoupage-en-madera

Sin grandes complicaciones: 
quitar las dos capas blancas de la servi,

cómo-hacer-decoupage

colocar con cola para decoupage, presionando con un trapo sobre un plástico colocado sobre la servilleta, volver a dar cola y lijar los bordes,

decoupage-en-madera

y barniz mate a todo para que quede bien protegida de agua y grasa (estará entre fregadero y placas...).

especiero-para-cocina

¡Y listo! Bien sencillo, pero aquí supondrá un cambio importante en la decoración. No te puedo enseñar todavía cómo queda porque el asunto requiere taladro, y eso ya llegará con más calma: le haré un par de agujeros al especiero y lo colgaré de una barra en la pared, junto a cazos y demás artilugios de cocina.

No te entretengo más. Me llevo mi sencillo especiero a la nueva edición del Aprendiendo de todo un poco. No dejes de pasar porque estoy segura de que vamos a encontrar maravillas.



lunes, 25 de febrero de 2019

TUBO DE CARTÓN REUTILIZADO PARA ALGODONES

Hace ya mucho tiempo que tenía este trabajillo pendiente. Había visto por la red cómo a menudo se reutilizan tubos de cartón de envases de patatas para hacer porta-algodones para el baño u otras cosas. Y el caso es que necesitaba algo en mi baño para ello. Así que, el verano pasado, en un viaje, vi uno de esos envases de patatas y lo compré. Lo compartimos en familia durante el viaje, muy ricas esas patatas... pero a mi me interesaba el tubo. Así que lo guardé, lo limpié bien y, pasado un tiempo, me puse a ello.

reutilizar-tubo-cartón-envases-patatas

Para hacerle la abertura en la base, marqué primero con un rotulador y luego corté con un cutter. No se para qué me hice la marca, pues corté un poco por donde pude, jeje...

tubo-cartón-envases-patatas

envase-patatas-para-algodones

Y, aunque no tengo fotos de todos los pasos, te cuento: pinté con pintura a la tiza, un par de manos. Con decoupage puse unos pequeños motivos florales (recorté las imágenes con los dedos y quité las hojas blancas que llevan detrás las servilletas). Tras esto, craquelador en dos pasos: damos el 1, dejamos secar, y damos el 2. Yo miraba y remiraba y me parecía que no había salido ni una sola grieta. Pero cuando le di con la cera metalizada, se fue metiendo por ellas, que sí habían salido pero eran chiquitinas. ¡Y no me disgustó nada el efecto!

pintar-tubo-cartón-envase-patatas

Para remarcar más el color metalizado de las grietas, pasé toda la superficie con cera transparente, que hace un efceto como de "goma de borrar", y "limpia" dejando sólo la oscura en las grietas.

craquelado-en-envase-de-cartón

Aquí se aprecia bien el craquelado, más marcado en algunas zonas y oscurecido con la cera metalizada

tubo-cartón-reutilizado

Motivos florales diferentes en distintas zonas, y listo. Luce en el baño estupendamente, y va genial para guardar y sacar fácilmente los algodones para las limpiezas faciales.

reutilizar-tubo-cartón-para-algodones

Espero que te haya gustado. Ya ves que es muy fácil y sencillo de hacer, así que, si te animas a hacer uno, me cuentas, ¿vale?

viernes, 8 de febrero de 2019

ADIÓS GOOGLE +... Y UN ESTUCHE CON CREMALLERA

Por aquí vuelvo una semana más. Pero vengo algo triste, no se... Ya se había oído que G+ iba a desaparecer. Y ha llegado el momento. En breve desaparecerá del todo, pero ya ha hecho desaparecer de nuestros blogs los seguidores que teníamos a través de esa red y todos los comentarios, si es que lo teníamos vinculado a ella. Resultado: 0 comentarios en prácticamente todas mis entradas. Cuando lo vinculé a G+ empecé precisamente a tener más seguidores, más visitas, más comentarios... He / Hemos dejado de existir. Todo el cariño que he recibido a través de ellos en estos años ha volado. Todo vuestro trabajo y dedicación para dejarlos ha volado. No está. Yo lo llevo dentro, por supuesto, pero para alguien que venga de fuera verá que en este blog nadie ha dejado un comentario en años. Al final de las entradas aparecerá la frase "No hay comentarios" ¡Y no es cierto! ¡Los hubo! ¡Muchos y muy buenos! Dejados con el corazón, con sugerencias, con cariño, con apoyo...


Por eso, aunque ahora ya no aparezcáis, os lo quiero agradecer a todas, todas las personas que habéis estado ahí, al pie del cañón, acompañándome entrada tras entrada, dejando vuestra visita reflejada en un comentario. ¡GRACIAS!

Si me seguías por Google + y si quieres seguir recibiendo noticias mías, puedes suscribirte por correo electrónico, en la barra de la derecha, o seguirme desde Blogger si lo tienes. ¡Te espero!

Yo seguiré haciendo cosas y compartiéndolas con vosotros a través de esta ventanita virtual. Nos seguiremos viendo también en vuestros sitios, porque, aunque el tiempo disponible no siempre es el deseado, se intenta.

Y no me alargo en explicaciones. Pero no quiero dejar de enseñaros unos de mis últimos trabajos: un par de pequeños estuches con telas y símbolos de aquí.



Cosido a máquina, con cremalleras que se pueden cortar a la medida precisa.




Rematando bien para que no se enganche la cremallera.


Y sin olvidar dejar la cremallera abierta cuando iba a coser todo el contorno, dejando hueco también para darle la vuelta.




Hoy, especialmente, ¡GRACIAS POR ESTAR AHÍ! ¿Me dejas un comentario? ¡Vamos a llenar de nuevo los blogs con ellos!
Marcho con mis estuches en el bolso a casita de Marcela Cavaglieri y su Finde frugal 238 ¿Vamos?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...