viernes, 2 de junio de 2017

PLATOS "DURALEX" CON DECOUPAGE Y CRAQUELADO

¡Hola de nuevo!
¿Viste el expositor que me fabriqué para exponer mis platos de cristal? Pues hoy vengo a enseñarte cómo hice dos de los platos que colgaban de él, concretamente los de la parte arriba, con motivos perfectos para una bodega, un txoko, un comedor, una cocina...


He utilizado esos platos "de toda la vida" (para algunos, jeje...), de los de "Duralex", con el borde ondulado. Yo no tenía por casa, así que los compré en la ferretería, pero si tienes alguno por ahí ya ves que puedes darles una segunda vida para decorar algún rinconcito.

En una de mis primeras entradas ya te enseñaba algunos, y de hecho preguntaba por qué me pudo pasar lo que me pasó... (lee, lee...).  Pues no se, sigo pensando que lijé con demasiado ahínco y el cristal no aguantó la subida de temperatura debida al rozamiento... El caso es que no me ha vuelto a pasar y las dos flores lucen desde entonces estupendas en la pared de mi casa...


Pero voy a explicar cómo los hice, ¿te parece? Lo primero fue recortar con las manos los dos motivos que me interesaban de una servilleta: un racimo de uvas y una botella. Una vez quitadas las dos capas blancas de la servilleta doy cola para pegar cada imagen en su plato. Una vez seco, nueva capa de cola por encima.


Aplico craquelador (de un paso) y dejo secar, siguiendo sus instrucciones. Encima pinto con la pintura que quiero que se rompa, en este caso, un color crema (esmalte al agua). Es importante no pasar más de una  vez por una misma zona porque se arrastra el craquelador. Yo apliqué la pintura con esponja.


Tras la aparición de la grieta, y bien seco el esmalte, pinto con el color que quiero que asome por la grieta (hay que tener en cuenta que todo esto se pinta por la trasera del plato): un gris, y en este caso, pintura efecto tiza, más mate. Para acabar, un par de capas de barniz (spray, mate)


¡Y listos!



Quedé contenta con el resultado. Y colgados en el expositor me parecían estupendos, qué voy a decir yo... son como mis hijos...

El del racimo ya no lo tengo, aún me queda el de la botella, así que si te gusta, ya sabes... está disponible...

Pues esto es todo por hoy. Y si  me acompañas, vamos a ver la cantidad de trabajos que hay en el blog de Jen, Little Kimono, en su viernes Handmade. ¡Vamos para allá!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...