domingo, 18 de junio de 2017

CAMISETA PINTADA A MANO

¡Hola!
Hay muchas cosas que me quedan por aprender en este mundillo de las manualidades, y una que tenía pendiente era la de pintar una camiseta. Pues el reto de Anna, "Aprendiendo de todo un poco", me viene de perlas, porque allí nos juntamos un montón de personas con muchas ganas de aprender, y esta vez, con un tema que me entusiasma (independientemente de las manualidades...): los pájaros. En la edición de abril (creo que fue entonces), ganó Lola (El refugio de Lirtea) y ella eligió el tema para hoy.

Tenía muchísimas ganas de hacer alguna manualidad con las siluetas de unos pájaros que para mi son preciosos: los vencejos.
https://www.seo.org/ave/vencejo-comun/
¿Y por qué los he elegido? Porque me traen la alegría todos los años cuando vuelven de sus viajes migratorios desde África. Llegan a Bilbao el 4 de Mayo. Bueno, ese día suelen estar fijo, si hace calor pueden estar ya hacia el 29 de abril. Son señal de días luminosos, largos, verano, tranquilidad... y eso que no paran y cruzan nuestros cielos urbanos a toda velocidad, haciendo piruetas entre las fachadas de las casas y emitiendo sus sonidos característicos. Aquí en casa hacemos apuestas para ver quién oye o ve al primero del año... ¿y quién suele ganar? ¡Yo! ¡La que cualquier día se va a dar contra una farola por ir mirando al cielo!😉

Bien. Pero esto va de manualidades con pájaros, que me desvío... Lo dicho: he pintado una camiseta veraniega con un par de siluetas de vencejos y me he estrenado en esto de pintar tela.

Lo primero fue buscar unas siluetas e imprimirlas al tamaño que quería. Con papel de calco gris paso la imagen a la tela.



Y con pincel voy pintando todo de negro con pintura especial para tela. Pero ¡ojo!, hay que poner un cartón por dentro de la camiseta para que la pintura no pase al otro lado. 


Yo no se pintar bien a mano alzada, y menos con pincel, así que lo mío son las siluetas, jeje...
Importante: para fijar la pintura y que luego se pueda lavar hay que planchar las figuras. Yo suelo hacerlo por la parte de atrás, poniendo un papel vegetal entre la camiseta y la plancha. Sin vapor. ¡Y ya se puede lavar! Yo no suelo lavar en caliente, pero el fabricante asegura que se puede hacer a 40 ºC.


Aquí está ya lista para usar, cosa que ya he hecho y la he lavado también. Ningún problema: ahí siguen mis queridos vencejos,acompañándome todo el verano. Los de verdad se empezarán a marchar en agosto y volverán a alegrarnos en mayo. En la foto les observan unos primos, un par de aviones roqueros que nos trajimos de un mercado de Sevilla.


Pues aquí va mi aportación al reto de Anna, "aprendiendo de todo un poco". Y aunque llego por los pelos, me voy volando para compartir con Marcela y mis compis un nuevo Finde frugal. ¡Vamos allá!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...